Media sanción a la rebaja del gas en “zonas frías”: incluye a Córdoba Capital, pero no a Punilla

Media sanción a la rebaja del gas en “zonas frías”: incluye a Córdoba Capital, pero no a Punilla

   La Cámara de Diputados de la Nación aprobó y envió al Senado el proyecto de ley para reducir las tarifas de gas en las denominadas “zonas frías” o de baja temperatura de distintos puntos del país, que incluye por primera vez a 13 departamentos de la Provincia de Córdoba –entre ellos la ciudad Capital- pero no a Punilla.

   La iniciativa fue presentada por el jefe de la bancada del Frente de Todos, Máximo Kirchner, y sumó 190 votos a favor, 16 en contra y 43 abstenciones tras casi cinco horas de debate este jueves por la noche. Sin embargo, en la votación en particular en bloque oficialista rechazó una propuesta de modificación impulsada por la UCR a fin de incorporar cinco departamentos de Córdoba que quedaron fuera de la nueva normativa: Punilla, Minas, Pocho, San Alberto y Cruz del Eje.

   De todos modos, sí se incorporó un cambio que posibilita que, a futuro, puedan sumarse nuevos distritos. Esta modificación fue propuesta por Eduardo Fernández (Frente de Todos) para que el Poder Ejecutivo no pueda disminuir áreas, sino sólo incrementarlas en base a nueva evidencia.

   La disminución de las tarifas entre un 30 y un 50 por ciento beneficia con las nuevas incorporaciones a 3,1 millones de usuarios de todo el país. Además de Córdoba, la propuesta contempla a municipios bonaerenses y de Santa Fe, Mendoza, San Juan, San Luis, Jujuy y Salta en los que se registran bajas temperaturas, que se suman a las históricas beneficiarias como las provincias patagónicas, el sur mendocino y la Puna.

   El criterio para la delimitación está basado en la clasificación de las zonas bioambientales utilizadas por Enargas bajo la norma IRAM 11603 de 2012, que incluye a la región sureste, suroeste y centro de Córdoba: es decir unos 640 mil nuevos beneficiarios. Si bien algunas localidades incorporadas no cuentan con gas natural, el proyecto señala que cuando tengan el servicio la tarifa será automáticamente la de "zona fría".

   Al tomar la palabra en la votación en particular, el diputado radical por Córdoba Víctor Hugo Romero advirtió que, más allá de las incorporaciones en la provincia, en esta norma aún existen “departamentos que están pegados a los que serán beneficiados y que tienen condiciones climáticas de similares características, pero quedan fuera de estos subsidios”.

   “Este fondo se financia con el recargo de todos los usuarios, que hacen un aporte que luego es distribuido con beneficios. Es bueno que se incorporen zonas que no estaban incluidas. Pero producto de que en esas mediciones no se tuvo en cuenta el historial o no había estaciones climatológicas estas regiones de mi provincia quedaron afuera. Son departamentos en su mayoría son pobres y sería muy injusto que tengan que soportar un mayor cargo y no gozar de los beneficios”, advirtió Romero.

   Poco antes se había pronunciado en forma similar el diputado de Córdoba Federal Paulo Cassinerio, quien señaló que “si bien se entiende la necesidad de utilizar un criterio objetivo como llevó a cabo el ENARGAS para la clasificación de regiones climáticas”, éste “no debería considerarse excluyente de otras referencias específicas diseñadas para sondear las condiciones climatológicas en función de otras variables”.

   “En Córdoba existen dos cadenas montañosas, las Sierras Chicas y las Sierras Grandes, cuya altitud y relieve afectan particularmente la térmica y las mínimas absolutas. Estas regiones deberían estar incluidas. Si bien consideramos favorable el compromiso que manifestaron las autoridades del ENARGAS para receptar todos los estudios científicos para incluir estos departamentos cuando se realice la actualización de las zonas ambientales el año próximo, también el cierto que estamos con el invierno 2021 en la puerta, lo que nos lleva a solicitar la incorporación de Punilla, Minas, Pocho, San Alberto y Cruz del Eje”, señaló Cassinerio.

   Sin embargo, la miembro informante del Frente de Todos, la diputada Liliana Schwind rechazó de plano el pedido: “No, lamentablemente no puedo aceptarlas. De todos modos, me comprometo una vez sancionado el proyecto a conversar particularmente sobre las zonas que están solicitando para hacer un estudio y ver si a futuro podemos dar una solución”, respondió.

   Puntualmente, el proyecto prorroga por diez años el Fondo Fiduciario de Consumos Residenciales de Gas, pero –a la vez- y aumenta la cantidad de departamentos y localidades de todo el país de temperaturas bajas comprendidos en este beneficio.

   La norma reducirá en las zonas comprendidas las tarifas de gas en alrededor de 50 por ciento a los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación por Embarazo, de pensiones no contributivas y jubilados -hasta cuatro salarios mínimos-, del monotributo social, usuarios que perciben seguro de desempleo y empleados de casas particulares. También podrán tener este beneficio quienes estén exentos en el pago de ABL o tributos locales de igual naturaleza o los que tengan una pensión vitalicia como veteranos de Guerra del Atlántico Sur.

   Respecto del resto de los usuarios residenciales, la tarifa diferencial implicará una disminución del 30 por ciento de la factura de gas correspondiente.

   La ampliación de hogares beneficiados se solventará a través del aporte que realizan todos los usuarios restantes al fondo fiduciario que existe desde 2002. Ese recargo pasará este año del 4,46 al 5,44 por ciento.