La Falda regula a los “Naranjitas” y establece requisitos para la actividad

La Falda regula a los “Naranjitas” y establece requisitos para la actividad

  Con la introducción de algunas modificaciones al proyecto original, el Concejo Deliberante de La Falda aprobó este miércoles por unanimidad la ordenanza que regula la actividad de los “Naranjitas” en la ciudad. La norma prevé la creación de un registro de las personas que se desempeñen como cuidadores de vehículos, quienes deberán cumplir con una serie de requisitos para acceder a un carnet habilitante emitido por la Municipalidad.

   Puntualmente deberán ser mayores de 18, aunque habrá prioridad para las personas mayores de 40 años; deberán presentar un certificado médico y de buena conducta (es decir no  contar con antecedentes o procesos penales pendientes); acreditar un mínimo de dos años de residencia real en la ciudad; estudios primarios aprobados y estar inscriptos en algún programa de capacitación municipal, provincial o nacional.

   “Es una ordenanza que hemos trabajado bastante en comisión, con modificaciones de ambos espacios, y que surgió en función de un reclamo de los vecinos. Estamos satisfechos de darle al Ejecutivo una herramienta para regular la actividad y tener un registro de las personas que la desarrollan, además de posibilitarle a la Policía un marco en el cual trabajar”, señaló el concejal de Juntos por La Falda Daniel Pino.  

   La acreditación no implicará una relación contractual de dependencia entre el cuidador y el municipio, y la actividad continuará desarrollándose “a voluntad”. Por esto, los “Naranjitas” no podrán establecer, ni exigir, el pago de un monto a los dueños de los vehículos, quienes serán libres de remunerar –o no- el servicio, una vez que se retiren del lugar y no de manera previa.

   De lo contrario, los cuidadores podrán quedar expuestos a la revocación de su permiso y, en paralelo, a las sanciones que establece el Código de Convivencia Ciudadana de la provincia que, en su artículo 60 advierte: “Serán sancionados con hasta seis días de trabajo comunitario, multa de hasta 12 Unidades de Multa o  arresto de hasta tres días”.

   El Área de Inspección General será la autoridad de aplicación y la encargada de asignar los carnets, que tendrán un carácter indelegable, intransferible, personal y se renovarán anualmente.

   Según establece la ordenanza aprobada, se designará un cuidador fijo por cuadra, con un chaleco que llevará su número de identificación; número telefónico de Seguridad Ciudadana y las leyendas “Contribución voluntaria” y “Personal no municipal”.

   Por su parte, el bloque de Hacemos por Córdoba, introdujo como requisito que, al momento de solicitar el carnet, los/as postulantes tampoco cuenten con antecedentes de denuncias de violencia de género o delitos contra la integridad sexual. Además, la presidenta de la bancada, Raquel Capdevila, adelantó que insistirán para que en la etapa de reglamentación el Ejecutivo fije un cupo femenino para asegurar la igualdad de acceso.

   “Es una necesidad poder reglamentar la actividad, por eso quiero destacar el trabajo conjunto que se hizo en comisión. Vamos a hacer un pedido para que se tengan en cuenta más sugerencias a la hora de reglamentar, como dejar claro el cupo de mujeres”, remarcó Capdevila.