- Advertisement -
Men-Sai. La mejor cotización de divisas.
- Advertisement -
Men-Sai. La mejor cotización de divisas.

La Falda

sábado 24 de febrero de 2024

El hombre que chocó y mató a Iván Sabadín seguirá en libertad: “Ya no creo en la Justicia”, dijo la mamá

- Advertisement -
- Advertisement -
Edicto
- Advertisement -
- Advertisement -
Temporada Huerta Grande
- Advertisement -
Valle Hermoso
- Advertisement -

La Cámara del Crimen de Cruz del Eje condenó este jueves a 3 años de prisión en suspenso a Matías Manuel Barrionuevo, el hombre que conducía alcoholizado el vehículo que chocó y mató al joven faldense Iván Sabadín el 31 de marzo de 2018 en Huerta Grande.

Puntualmente, Barrionuevo -de 79 años- fue condenado por “homicidio culposo doblemente agravado” por conducir bajo los efectos del alcohol y circular más de cien metros en contramano por una ruta nacional. Ahora cumplirá su condena en libertad, con apenas una restricción que le impide acercarse a menos de cien metros de la familia de Iván y la entrega de su carnet de conducir.

El abogado querellante y la mamá del joven apuntaron duramente contra la fiscal Fabiana Pochettino, a quien responsabilizaron por el hecho de que Barrionuevo reciba una pena mínima y no haya tenido en cuenta los “agravantes de la imputación” a la hora de acordar la condena en el marco de un juicio abreviado con la abogada defensora del imputado, Alejandra Heredia.

“Es terrible porque veníamos con muchas expectativas de que se hiciera Justicia. Ahora se suma un dolor terrible de que la Justicia no vale nada. Lo dejan en libertad y le impiden que se acerque a nosotros. ¿Pero a un borracho cómo hacemos para que mida 100 metros en una ruta si va a seguir manejando? Quedamos en medio de un juicio abreviado y el alma de Iván fue pisoteada. Yo ya no creo en la Justicia”, señaló a La Estafeta Graciela, mamá de Iván, quien presenció la sentencia acompañada nuevamente por familiares y amigos/as.

Y agregó: “La fiscal Pochettino fue un chiste todo lo que hizo. ¿Yo qué tengo que hacer ahora? ¿Seguir con Jesús en la boca porque el tipo sigue suelto? Todos lo hemos visto saliendo a la calle, borracho y cargando nafta. Nos mintió en la cara. Es todo una vergüenza”.

Por su parte, el abogado de la familia, Carlos González Quintana, dijo que se retiraban con “las manos vacías” y alertó sobre la necesidad de revisar las funciones del Ministerio Público Fiscal y las querellas en los juicios abreviados.

“La sensación es que nos vamos con las manos vacías, sobre todo después de litigar más de cinco años por un juicio que debió haber tenido otro resultado por la pérdida de una vida. Sentimos que realmente este juicio termina sin una sentencia reparadora. Deja un sabor amargo; es un golpe que va a costar asimilar para la familia”, señaló a este medio González Quintana.

Y, sobre el rol de la fiscal, aseguró: “Hay que revisar la función del Ministerio Público, que no ha contemplado el verdadero gravamen irreparable que ha causado esto. No estamos hablando de una persona que de manera accidental acaba con la vida de otra, sino conducía alcoholizada y circulando sobre una ruta nacional en contramano. Dos agravantes que son suficientes para alejarse de la pena mínima, lo que hubiera desembocado en una pena de prisión efectiva, más allá de la modalidad. También hay que revisar el rol del querellante para que pueda tener una injerencia mayor dentro de los procesos abreviados y acordados entre las otras partes porque la familia de la víctima estuvo atada de pies y manos”.

Tras la lectura de la sentencia, el vocal de cámara, Ángel Francisco Andreu, explicó a la familia que en su consideración “la pena debería haber sido mayor” por los agravantes de la conducta del imputado, aunque la legislación que regula el procedimiento de juicio abreviado le impide elevarla.

En ese sentido, la querella -que nunca estuvo de acuerdo con el juicio abreviado- había solicitado que la pena de prisión, aunque bajo la modalidad domiciliaria por la edad del acusado, sea de cumplimiento efectivo. Andreu descartó esa posibilidad ya que, tal como indica el Código Penal, no se cumplían los presupuestos que indicaran que Barrionuevo volvería a cometer un delito.

En sus últimas palabras, Barrionuevo volvió a pedir disculpas a la mamá de Iván; dijo que su esposa había aportado dadores de sangre mientras el joven permanecía internado y volvió a manifestar su arrepentimiento. Luego de la lectura del fallo abandonó los Tribunales de Cruz del Eje. A ya casi seis años del hecho, nunca quedó detenido.

Iván tenía 24 años. El día del hecho, con el verde del semáforo de Huerta Grande y el casco colocado, circulaba rumbo al norte por la Ruta 38 y fue impactado de frente por el Peugeot 504 que conducía Barrionuevo, un vecino de esa localidad. Pasó siete meses internado hasta que finalmente falleció a causa de “politraumatismos múltiples”.

Según pudo probar la querella, minutos antes Barrionuevo había chocado el canasto de residuos de una vivienda y continuó circulando por el carril contrario; minutos después impactó a Iván en su moto a la altura de la feria de Huerta Grande y, sin detener su marcha, terminó chocando contra un poste y detenido por personas que se encontraban en el lugar.

- Advertisement -
Cooperativa La Falda. Conocé tu nueva oficina virtual.
- Advertisement -
- Advertisement -
¡Onda Positiva! en vivo. Escuchanos. Positiva FM
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

Últimas Noticias

- Advertisement -
@laestafetaonline
- Advertisement -
- Advertisement -