El Desafío Río Pinto volvió y fue una fiesta del ciclismo en La Cumbre

El Desafío Río Pinto volvió y fue una fiesta del ciclismo en La Cumbre

   La edición número 25 del Desafío Río Pinto fue una verdadera fiesta del ciclismo de montaña que llenó de color a La Cumbre. En la jornada de este domingo, más de 4.600 competidores/as de distintos puntos de la provincia y el país recorrieron los 82 kilómetros de carrera. Completarla arriba de la bici, o trotando al lado, significó de igual modo un verdadero triunfo más allá de lo que marcaron los cronómetros.

   Ya instalada como una de las más importantes de Sudamérica en la categoría “Mountain Bike”, la competición volvió a la ciudad del norte de Punilla tras su suspensión por la pandemia en 2020 y luego de varias postergaciones durante 2021 por las idas y vueltas en la flexibilización de las medidas sanitarias por el Covid en la provincia.

   Cerca de las 7:00, y por intervalos según las distintas categorías, la marea de ciclistas comenzó a recorrer un circuito que se presentó en buen estado y rápido. Pedalearon calles públicas de la ciudad y luego el camino secundario en dirección a los vados del Río Pinto. Desde allí siguieron a San Marcos Sierra, donde realizaron el ascenso al mirador; continuaron en dirección a Capilla del Monte por el perilago, atravesando el vado de San Esteban, y luego retornaron al centro de La Cumbre, a esa altura ya con más corazón que fuerza.

   "Fueron casi dos años sin hacerla y emociona porque ha vuelto a ser una fiesta. Los competidores llegan como sea y volver a ver eso nos da una inyección de fuerza para que sigamos apostando al crecimiento de todo esto que empezó en un asado entre amigos en el año 95 y hoy es uno de los eventos más importantes de Sudamérica", señaló Jorge "El Perro" Moreno, integrante de la Comisión de Amigos del Deporte de La Cumbre que organiza la carrera.

   Y agregó: "La televisación al mundo sería el próximo paso para que termine de explotar. Seguramente el año que viene se va a poder hacer. Hoy con verlos correr y sin accidentes graves estamos más que conformes".

   Puños en alto bien apretados, tomados de la mano junto a otro competidor, en una rueda o con una arenga, ciclistas amateurs y de elite celebraron la llegada con la misma intensidad, felicidad y alivio de no haber quedado en el camino.

   “Muy emocionado. Hace dos años empecé con la bici por una cuestión de salud. Me puse como meta entrenar para correrla, es la primera, bajé 40 kilos para poder competir y como lo dice mi remera lo hice por mi familia. Se vio un nivel extraordinario, me llevo mucha alegría y el apoyo de la gente así que el año que viene volveré a mejorar el tiempo”, señaló a La Estafeta Ezequiel Cardozo de Villa del Totoral

   “Es la primera Río Pinto que corro. Mi hermano falleció hace poco y le había prometido correrla y terminarla. Hoy lo logré, va para él”, descargó entre lágrimas Luis Hidalgo de Santa Rosa Calamuchita, mientras era consolado y felicitado por otro competidor.

   El final de la categoría competitiva masculina fue un capítulo aparte. En ella, el sanjuanino de Pocito German Tivani se quedó con el primer puesto por tan sólo 20 milésimas de segundo (02:49:32.160), dejando atrás al oriundo de Colón, Entre Ríos, Catriel Soto (02:49:32:180). Entre las mujeres Yesica Andres Cantelmi, de General Pico, La Pampa, se cortó sola en el último tramo y se transformó en la bicampeona del desafío con un tiempo de 03:14:03.

   De la entrega de premios participaron el director de la Agencia Córdoba Deportes, Héctor Campana, y el intendente de La Cumbre Pablo Alicio, quien entregó una placa conmemorativa a los integrantes de la Comisión Amigos del Deporte por el 25 aniversario de la competición.

   “Estamos felices de poder volver a vivir este evento con toda su magia. Hoy en la largada se me puso la piel de gallina al ver todo lo que genera, no sólo como competición, sino a nivel turístico en La Cumbre y la región, que es muy importante después de un parate tan largo por la pandemia, que se sufrió mucho en el sector”, celebró Alicio.