Conflicto de Arcoop: “Nos sentimos abandonados por la Provincia y la empresa”

Conflicto de Arcoop: “Nos sentimos abandonados por la Provincia y la empresa”

   Trabajadores de Arcoop-Cuencas Serranas volvieron a marchar este lunes por el centro de La Falda en reclamo del pago de salarios atrasados, en el marco del conflicto por la concesión del servicio de cloacas en el corredor centro de Punilla.

   La movilización comenzó cerca de las 13:00 frente a la sede municipal e incluyó el corte de una mano de la Ruta 38. Luego subió por Avenida Edén y finalizó en las oficinas administrativas de calle Sarmiento, que continúan cerradas a la atención al público. 

   “Al día de hoy estamos en la nada misma, sólo nos han dado un adelanto del sueldo de junio que para algunos empleados, según la categoría, no cubre ni la mitad de su sueldo. Tampoco nos pagaron el aguinaldo y la verdad es que, ya iniciado agosto, no hay ninguna esperanza de que nos paguen el sueldo”, señaló a La Estafeta Gustavo Cuello, integrante de la planta de trabajadores, que asciende a 31 personas. 

   Y agregó: “El Ministerio de Trabajo intimó a Cuencas Serranas para que deposite los sueldos antes del viernes y no cumplió. De hecho hoy el Ministerio le labró un acta de multa”. 

   Respecto a la reunión que los intendentes de las localidades afectadas al servicio –Valle Hermoso, La Falda, Huerta Grande y Villa Giardino- mantuvieron el viernes pasado con el ministro de Servicios Públicos, Fabian Lopéz;  el secretario de Servicios Públicos, Alberto Breziano, y el presidente del Ente Regulador de Servicio Públicos (Ersep), Mario Blanco, Cuello remarcó que hasta el momento “no surgieron novedades” que apunten a una resolución del conflicto. 

   “Esto va a seguir con movilizaciones hasta que alguien se haga cargo de nosotros. Hoy nos sentimos abandonados por la Provincia y la empresa”, advirtió Cuello.

   Por último, en cuanto a la prestación del servicio en la zona, el trabajador señaló que se atienden reclamos de urgencia con guardias mínimas y que la planta “funciona con normalidad”, aunque el acopio de barro resultante del tratamiento “está al límite”, ya que su traslado esta tercerizado y “no se le está pagando al proveedor del servicio”. 

   El conflicto comenzó a fines de abril pasado luego de la municipalización del servicio de agua en Villa Carlos Paz, hasta ese momento en manos de la Cooperativa Integral, que era la mayor aportante en términos de insumos y salarios dentro del esquema de Arcoop. Al perder la concesión, sus directivos manifestaron que ya no podrían afrontar el costo del servicio de cloacas en la zona centro del valle a través de Cuencas Serranas.