Marcha atrás con la flexibilización de la cuarentena en la Ciudad de Córdoba

Marcha atrás con la flexibilización de la cuarentena en la Ciudad de Córdoba

   El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) decidió este lunes dar marcha atrás con la flexibilización de la cuarentena en la Ciudad de Córdoba, a raíz de la multiplicación de casos de coronavirus en los últimos tres días. La medida implica nuevamente la cancelación de caminatas, apertura de comercios, peluquerías, iglesias, templos y mudanzas, además del desempeño de profesionales independientes no vinculadas a la medicina, aunque no alcanza a las actividades esenciales e industriales.
   En conferencia de prensa, el ministro de Salud de Córdoba, David Cardozo, explicó que son 55 los casos confirmados en las últimas 72 horas y remarcó que “está en peligro la salud de los cordobeses”, por lo que se toma “esta decisión que no es grata” para los habitantes de la ciudad. Las restricciones comenzarán a regir a partir de este martes 19 y hasta el 24 de mayo, cuando -hasta el momento- culmina el aislamiento social indicado por el gobierno nacional.
   La medida se tomó a raíz de los últimos casos detectados en la zona del Mercado Norte y el avance del brote vinculado al Hospital Italiano, que provocaron que en los últimos días la curva de casos se acelerara. De hecho, de estos 55 nuevos casos, 35 corresponden al último brote en el Mercado Norte y pertenecen a personas que se desempeñaban en comercios de la periferia o sus contactos estrechos. Los 20 restantes, en tanto, forman parte del foco de contagio en el Hospital Italiano (trabajadores de la salud, pacientes o sus contactos).
   “Esto no es consecuencia de la liberación de las actividades de estos últimos días sino de lo que ha sucedido en los últimos 30 días con los distintos casos positivos y de contagios", explicó el funcionario provincial luego de la reunión plenaria del COE, de la que participaron el vicegobernador Manuel Calvo, el intendente de la ciudad de Córdoba Martín Llaryora y demás autoridades sanitarias de ambas jurisdicciones.
   Cardozo anunció además que se realizará un control policial “exhaustivo” sobre los ingresos a la ciudad y en la circulación interna y, además, se pondrá en marcha “un control sanitario y de ampliación diagnóstica en 16 barrios de la ciudad Capital donde hay casos positivos, con el objetivo de interrumpir la cadena de transmisión".
   “La salud de nuestros cordobeses está en riesgo. No podemos esperar a que empeoren las cosas”, apuntó.
   El anuncio fue realizado poco después de que el Comité Científico Asesor del Ministerio de Salud de Córdoba recomendara este lunes al COE que reviera las medidas de flexibilización de la cuarentena por el coronavirus en la Ciudad de Córdoba a raíz del brote en el Mercado Norte y el aumento del número de contagios comunitarios.
   Fue en el marco de una reunión que se desarrolló al mediodía, en la que los especialistas analizaron cómo continuar la estrategia que se desarrolla principalmente en el área de comercios alrededor del Mercado Norte y coincidieron en que la manera en que se llevó adelante la flexibilización del aislamiento por parte de la comunidad “puede haberse desarrollado en forma desordenada o sin respetar las principales medidas de mantener las distancias sociales y el uso del barbijo”.
   Esta decisión no abarca al resto de las localidades de la provincia, que “podrán continuar con la etapa de reapertura progresiva, siempre teniendo en cuenta que la situación es re-evaluada en forma permanente, y que, por lo tanto, será potestad del COE ampliar o retrotraer dichas medidas en función del contexto socio-sanitario, con apoyo en los informes epidemiológicos”, se informó oficialmente.
   Las profesiones independientes no habilitadas en la ciudad son: escribanía, abogacía, arquitectura, ingeniería, agrimensura, corredores inmobiliarios, gestores matriculados, martilleros públicos, administración de empresas, economía y técnico constructor.

Foto portada: La Voz del Interior.