Avanza la digitalización de las actas de nacimientos registradas en la dictadura en Córdoba

Avanza la digitalización de las actas de nacimientos registradas en la dictadura en Córdoba

   La tercera etapa del programa “Digitalización de actas de nacimiento por la identidad”, realizado de manera conjunta entre Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y Abuelas de Plaza de Mayo sede Córdoba, está en marcha desde este martes. El trabajo, que se inició en julio, consiste en la digitalización de los 452 mil nacimientos que figuran en el Registro Civil de la Provincia, ocurridos entre 1975 y 1983.
   La digitalización permite agilizar la búsqueda de personas cuyas identidades fueron robadas durante la dictadura cívico-militar. En Córdoba se registran 11 mujeres embarazadas que fueron desaparecidas, entre ellas la hija de Sonia Torres, titular de Abuelas de Plaza de Mayo Córdoba. También es posible que estén inscriptos en esta provincia, niños o niñas con identidades robadas nacidos en otras provincias, informó el Gobierno de Córdoba.
   Justamente, la tercera etapa que inicia este martes es la carga de datos en el sistema RC Digital, el software que utiliza el Registro Civil para las actas de nacimiento. Las primeras dos etapas consistieron en el escaneo y la edición de los cuatro mil libros de actas. Ahora, con la carga de los datos, la búsqueda logra un salto de calidad ya que la herramienta informática permite hacer cruces de información en las hipótesis de investigación de Abuelas, que no se pueden hacer con el soporte físico.
   “En nuestro caso hemos solicitado una adecuación del sistema informático para cumplir con los requerimientos que tiene que ver con la búsqueda”, aclara Lilen Casella, archivera del área jurídica de Abuelas de Plaza de Mayo Córdoba, al sitio oficial de prensa de la Gobernación.
   Los cuatro mil libros están depositados en un ala especial del Registro Civil de la calle Caseros. Fueron extraídos del Archivo General y permanecen guardados con la exigencia de conservación que indican los protocolos: luz fría y tenue, distancia del piso, no más de cuatro libros apilados y alejados de cualquier elemento de riesgo. En otro sector, un grupo de 17 jóvenes pasantes trabaja en dos turnos, supervisado por personal del Registro y de Abuelas, para escanear, procesar las imágenes y luego guardarlas.
   Hasta el momento, ya se procesaron las todas las actas de Córdoba Capital de entre 1975 y 1980.