Pediatras advierten sobre los riesgos del barbijo en los más chicos

Pediatras advierten sobre los riesgos del barbijo en los más chicos

   La Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) difundió una serie de recomendaciones sobre el uso de barbijos en niños y niñas en el marco de la pandemia de coronavirus e insistió en que no deben ser colocados a menores de dos años, ya que podría verse afectada su respiración.
   “La asfixia involuntaria es la principal causa de lesiones y muerte en los bebés. La mayoría de las veces ocurre mientras los bebés duermen, pero una máscara facial de tela también podría afectar la respiración. Poner máscaras faciales en bebés y niños pequeños para protegerlos contra el coronavirus podría resultar mortal”, señaló la SAP.
   Sucede que los menores de dos años tienen vías respiratorias más pequeñas, tienen que trabajar más para absorber oxígeno a través de una máscara y pueden reinhalar el dióxido de carbono espirado. Además, no pueden comunicarse fácilmente si tienen problemas para respirar y no pueden quitarse la máscara lo que podría provocar asfixia.
   Por otra parte, si bien el uso correcto implica lavarse las manos antes de ponerse una máscara u otra cubierta y luego evitar tocarse la cara una vez que esté puesta, eso es difícil de hacer cumplir entre los niños, especialmente los niños pequeños. Puede provocar que un niño se toque la cara con mayor frecuencia, lo que aumenta el riesgo de contraer coronavirus.
   Los pediatras señalan, en cambio, que los niños de alrededor de tres años en adelante pueden necesitar usar una máscara en lugares públicos, pero insistieron en que “lo más importante es mantener el distanciamiento social y que los miembros de la familia se laven las manos antes de tocar al bebé o al niño pequeño”.
   “Deben utilizarse en lugares donde sea difícil mantener más de dos metros de distancia o donde exista riesgo de aglomeración (transporte público, supermercados, etc)”, señaló la SAP y agregó que “no se recomienda el uso de mascarilla durante la realización de actividad física”.
   La información disponible de la pandemia de coronavirus dice que los niños tienen significativamente menos probabilidades de enfermarse gravemente que los adultos, y es más frecuente que presenten cuadros leves o subclínicos, pero pueden transmitir el virus a sus familiares. Por eso, usar una máscara de tela en sus hijos puede ayudar a evitar que infecten a otros.