En lo que va de 2020, hubo un femicidio cada 32 horas en la Argentina

En lo que va de 2020, hubo un femicidio cada 32 horas en la Argentina

   Según el Registro Nacional de Femicidios realizado por el Observatorio de Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMaLa), en lo que va de este año en la Argentina hubo un total de 43 femicidios. Es decir, uno cada 32 horas. De ellos 39 fueron directo (es decir, sólo mujeres), 2 de niñas y 2 de niños (vinculados a sus madres). A raíz de esta realidad, un total de 57 niñas, niños y adolescentes se quedaron sin madre.
   El estudio abarca desde el 1 de enero al 26 de febrero de 2020 y señala que, entre estas mujeres asesinadas, el 23 por ciento había denunciado a su agresor, el 12 por ciento tenía restricción de contacto o perimetral y el 2 por ciento fue asesinada pese a tener un botón antipánico. También se registraron 32 intentos de femicidios y se contabilizaron 7 muertes en proceso de investigación, es decir, esperando autopsia y peritajes.


   Con respecto a los femicidas, el 44 por ciento convivía con la víctima; el 19 por ciento se suicidó y el 7 por ciento lo intentó, mientras que el 9 por ciento está prófugo de la Justicia. Además, el 50 por ciento de los femicidios vinculados (es decir que fueron asesinados con el fin de ocasionarles un daño irreparable a estas mujeres o que circunstancialmente estaban en el hecho violento), eran niños, niñas y adolescentes de entre 0 y 15 años, tal como el caso del niño asesinado en Puerto Deseado.
   En cuanto al vínculo entre víctima y victimario, el 42 por ciento mantenía una relación de pareja, el 26 por ciento era expareja y el 17 por ciento un familiar. Sólo un 9 por ciento el crimen lo perpetró un desconocido, sin vínculo con su víctima.
   Respecto a la modalidad del femicidio, el 44 por ciento fueron asesinadas con armas de fuego o armas blancas, mientras que otro 33 por ciento por asfixia o a golpes. Quemadas resultaron asesinadas un 12 por ciento del total, mientras que el último 7 por ciento por otras razones, como torturas, envenenamiento o caída de altura.
   También el informe reveló que la mayor parte de los femicidios (el 34 por ciento) se produjeron en la vivienda compartida, el 31 por ciento en la vivienda de la víctima y el 19 por ciento en descampados o en la vía pública. Sólo el 12 por ciento se produjeron en el domicilio del agresor.