“Barbijo rojo”: víctimas de violencia de género podrán pedir ayuda en farmacias

“Barbijo rojo”: víctimas de violencia de género podrán pedir ayuda en farmacias

   En medio de la nueva escalada de hechos de violencia de género en el contexto de la emergencia por el coronavirus y a partir de una iniciativa conjunta entre el Ministerio de Mujeres de la Nación (MMGyD) y la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA), las mujeres y personas LGBTI+ podrán a partir de este miércoles 1 de abril acercarse a la farmacia más cercana de su barrio o llamar a la de confianza y solicitar un “barbijo rojo”, para que el personal comprenda que se trata de una situación de violencia por motivos de género y gestione una comunicación con la Línea 144, único dispositivo federal de asesoramiento y asistencia integral ante estos casos.
   El decreto que estableció el aislamiento social preventivo y obligatorio por el coronavirus caracterizó a las farmacias como “servicio esencial” y, por lo tanto, es uno de los pocos rubros que permanecen abiertos durante este período. A su vez, la Línea 144 fue declarada como “servicio indispensable” y también se encuentra habilitada las 24 horas. En este contexto, el Ministerio y la COFA acordaron una acción conjunta a nivel nacional que pone a las farmacias a disposición de las mujeres y personas LGBTI+ que se encuentran en situación de violencia por motivos de género y necesitan pedir ayuda.
   Esta iniciativa surgió a partir de la experiencia impulsada por la Secretaría de Igualdad de Géneros del gobierno de la Provincia de Río Negro que llevó adelante la campaña “Barbijos rojos” junto a farmacéuticos de dicha provincia. Asimismo, durante el aislamiento en España también se lanzó la campaña “Mascarilla-19” para la asistencia a personas que atraviesan violencia por motivos de género. 
   En el caso en el que la persona en situación de violencia por motivos de género o algún familiar o persona cercana solicite el barbijo rojo, el personal farmacéutico responderá que “aún no cuenta con el producto” y solicitará los datos de contacto. Con esa información se comunicará a la Línea 144 para que se aborde el caso, se indicó oficialmente.
   Si el personal farmacéutico identifica una persona en situación de violencia a partir de signos físicos o psicológicos que den cuenta de esa situación y aunque la persona no solicite el barbijo rojo, desde el comercio se comunicarán directamente con la Línea 144 para asesorarse respecto a cómo actuar en caso de que la persona en situación de violencia por motivos de género regrese al comercio. Además, se distribuirá en las farmacias de todo el país folletería para dar cuenta de los distintos dispositivos habilitados para comunicarse con el 144 en caso de necesitar asistencia.
   Las personas en situación de violencia también pueden comunicarse vía WhatsApp y correo electrónico. En el primero de los casos, a través de los números 11-2771-6463, 11-2775-9047 y 11-2775-9048 y por mail, escribiendo a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..
   Además, se encuentra disponible la aplicación gratuita para celulares, tanto para dispositivos android como iphone a través de la página web del ministerio: https://www.argentina.gob.ar/aplicaciones/linea-144-atencion-mujeres.
   La Línea 144 es gratuita y funciona los 365 días del año, durante las 24 horas. Desde la 144 se abordan todos los tipos y modalidades de violencias tal como lo establece la Ley 26.485: violencia física, psicológica, obstétrica, económica, laboral, institucional, mediática, política, entre otras.