Tomaron muestras del río en Punilla: "Está contaminado pero no sabemos cuánto"

Tomaron muestras del río en Punilla: "Está contaminado pero no sabemos cuánto"

   Representantes de asambleas ambientales de cinco localidades del Valle extrajeron este martes en forma simultanea seis muestras de agua en sectores de uso recreativo del Río Grande de Punilla con el objetivo de analizarlas y establecer los niveles reales de contaminación. La campaña de monitoreo se extenderá por el lapso dos años y las muestras se recolectarán cada tres meses con el cambio de las estaciones.
   "Por ahora los análisis van a ser bacteriológicos, pero esta campaña va a ser larga y en algún momento se va a hacer un análisis físico-químico. Los puntos de extracción son lugares donde el agua tiene un uso recreativo porque queremos saber cual es la calidad del agua para los habitantes del valle y los turistas", señaló a La Estafeta Online Leonardo Loza, integrante de la asamblea La Falda Despierta.
   Y agregó: "A nosotros nos promocionan como las sierras y el arroyo pero uno va al río y a simple vista se observa espuma, basura, animales muertos y en algunas zonas hay mucho olor a desechos cloacales. Hacemos esto para evitar problemas futuros porque consideramos que el agua es indispensable".


   Las muestras recolectadas en Casa Grande, Valle Hermoso, La Falda, Huerta Grande y Villa Giardino, serán sometidas a un análisis bacteriológico en el laboratorio Simes de la ciudad de La Falda, los costos correrán a cuenta del municipio local y los resultados se conocerían en las próximas 48 horas. Está previsto que se sumen a la campaña las asambleas de Cosquín y Bialet Massé, mientras que La Cumbre y Capilla del Monte ya están trabajando por su cuenta y el objetivo es que todas las localidades hasta el Lago San Roque hagan lo propio.
   "Todo lo que se haga para tratar de medir los niveles de contaminación cloacal del agua sirve porque en la región no abunda nada. Sabemos que las bacterias están y es por esto que vamos a tratar de determinar en que cantidad las encontramos", indicó a La Estafeta Online el bromatólogo Roberto Scotti, quien se encuentra a cargo del departamento de Bromatologia de la Municipalidad y participó de la extracción de la muestra en La Falda.
   Por su parte, la integrante de la asamblea vecinal de Casa Grande Alicia Dalesio, indicó que las extracciones son el inicio de un trabajo que les permitirá a los municipios y las asambleas atacar la problemática de la contaminación con "datos concretos".
   "Todos decimos que el río esta contaminado pero no sabemos cuánto, ni cómo, ni por qué. Ésto es un inicio que nos permite trabajar sobre datos concretos con la variación estacional. También en un futuro, con en el análisis físico-químico va a ser muy interesante realizar un relevo de la fauna en el río. Básicamente queremos saber en que estado está nuestro río y no seguir diciendo que está contaminado y no saber con qué", remarcó.