Rial rechazó las acusaciones por mala praxis: "Es injusto"

Rial rechazó las acusaciones por mala praxis: "Es injusto"

   La odontóloga e integrante del bloque de Juntos por La Falda en el Concejo Deliberante, Jorgelina Rial, rechazó la denuncia por mala praxis en su contra realizada este martes a través de redes sociales, la que calificó como "injusta" y señaló que evalúa abandonar su trabajo en el hospital municipal, donde asiste sin percibir un sueldo.
   El martes por la tarde, Facundo Peralta, un joven de la ciudad, denunció a través de Instagram haber sufrido malos tratos por parte de Rial al momento de someterse a una extracción molar y publicó una foto en la que se lo observa con la boca inflamada y sangre en los labios.
   "Esto me pasó hoy en el Hospital de La Falda. Tenía que irse a un congreso y no tuvo tiempo para terminar la extracción de muela que me tenía que hacer, dejándome un pedazo adentro. Sin contar el golpe que me dió en el labio cuando la intentó sacar porque tenía miedo. Estos son los profesionales y políticos que operan en el pueblo de La Falda", denunció.


   Por su parte, en diálogo con La Estafeta Online, Rial reconoció que fue ella quien realizó la extracción aunque explicó que el joven sufrió la fractura de un "apice radicular", que es un pequeño fragmento de la punta de la raíz que según la doctora "no puede ser extraída sin una radiografía", por lo que no pudieron seguir con la cirugía ya que el hospital municipal no cuenta con esa aparatología.
   "Es cierto que yo le hice la extracción pero lo que sucedió en realidad es que se fracturó un apice raicular y en el hospital no tenemos aparato de rayos, por lo cual es imposible sacar ese pedacito sin una radiografía, porque al ojo clínico no se ve. El paciente se fue bien, medicado y yo me ofrecí a atenderlo en mi consultorio hoy a la mañana -miércoles- porque ayer ya tenía pautado el horario con otros pacientes. Es totalmente mentira que yo me iba a un congreso porque salí de ahí y me fui a mi consultorio", contó Rial a este medio.
   Y agregó: "Después me llamó la madre amenazándome y diciéndome que yo se la había quebrado, cuando en realidad es algo habitual en una extracción. Empezó a mezclar la situación con la política, a decirme que se le iba a infectar la muela y yo le expliqué que no porque estaba medicado. Me faltó el respeto y decidí no seguir con la conversación y empezaron con el posteo de Instagram".
   Por último, la concejal advirtió que cuando Peralta se retiró del hospital no tenía el labio ensangrentado como lo muestra la publicación en las redes y que en los próximos días se replanteará su participación ad honnorem en el Hospital Municipal.
   "Todos saben de la cantidad de pacientes que atiendo gratis por solidaridad ¡Imaginate si voy a dejar una persona así como se muestra en la foto! ¡Él no se fue en ese estado! Me parece totalmente injusto todo lo que se publicó y es mentira que no le dedique el tiempo que corresponde en la atención. Estoy muy triste. En estos días me voy a plantear si vuelvo a trabajar al hospital o no. Y si vuelvo pensaré si voy a hacer extracciones... La gente habla sin saber y eso me duele mucho esto", cerró.