Nicolás Dyrichitty y un recibimiento de oro

Nicolás Dyrichitty y un recibimiento de oro

   Luego de su desatacada participación en los juegos Parapanamericanos 2019 disputados en la ciudad de Lima (Perú), Nicolás Dyrichitty tuvo su merecido recibimiento en Villa Giardino. Acompañado por su padre, el joven deportista recorrió la ruta 38 a bordo de una autobomba que a pura sirena anunció su llegada. Envuelto en saludos, aplausos y fotos el vehículo ingresó por la avenida principal de Giardino y detuvo su marcha en la plaza San Martín, donde lo esperaban amigos, familiares y autoridades del municipio. Según señaló Nicolás, fue una bienvenida que se transformó en "la medalla" que no pudo conseguir en su primera experiencia en la máxima categoría del atletismo adaptado.


   "Estoy muy contento con el apoyo. No me esperaba todo este movimiento. Yo quería traer una medalla pero lamentablemente no se pudo. Ahora mi medalla es el apoyo de toda esta gente que me vino a recibir", contó a La Estafeta Online, un Nico emocionado hasta las lágrimas.
   Con respecto a su desempeño en los juegos, donde consiguió el sexto puesto en lanzamiento de bala y quedó tercero en lanzamiento de jabalina, Dyrichitty se mostró conforme y, a tan sólo un par de horas de haber bajado del avión, planteó los nuevos desafíos de cara al futuro.
   "Creo que el balance es muy bueno. Estoy conforme con mi participación. A partir de la semana que viene arranco con el entrenamiento porque el próximo objetivo es el Mundial de Dubai y ahí si, me quiero traer la medalla si o si", señaló el deportista de 21 años, que fue diagnosticado con parálisis cerebral, causada por una desviación de liquido amniótico hacia sus pulmones durante su parto. Esto le provocó lesiones en su cerebro y su motricidad por la falta de oxigeno.

  
   Su mamá, Paola Bustos, quien pudo acompañarlo en Perú, rescató la importante experiencia que ganó Nico con su participación en la competencia y se mostró agradecida por todo el apoyo de Villa Giardino para que hoy su hijo pueda recordar estos juegos como un "sueño cumplido".
   "Estamos muy felices por todo el apoyo que le brinda el pueblo a Nico. La participación en Lima es un sueño cumplido. Fue una experiencia hermosa con el resto de las madres que hicimos la hinchada desde la tribuna y aprendimos a decir que no se trata de chicos especiales: son chicos con discapacidad. Estar al lado de mi hijo en ese momento fue un sueño", cerró.