Multaron a Lumasa por negarse a trasladar de forma gratuita a personas con discapacidad

Multaron a Lumasa por negarse a trasladar de forma gratuita a personas con discapacidad

   El Ente Regulador de Servicios Públicos de la Provincia (ERSeP) sancionó con una multa de 140.913 pesos a la empresa de transporte interurbano Lumasa luego de que un chofer se negara a trasladar a tres madres, con sus hijos de 14, 15 y 23 años con autismo, aduciendo que sobrepasaban un supuesto "cupo por viaje" del Pase Libre, Único y Universal para personas con discapacidad.
   El hecho ocurrió el pasado 9 de febrero y fue denunciado por las usuarias Patricia Mónica Ferreyra, Alejandra Ponza y Melisa Victoria Fernández, oriundas de la Ciudad de Córdoba, que acompañaron la presentación con una filmación del episodio realizada desde un teléfono celular que se volvió viral en las redes sociales. La repercusión que tuvo ese vídeo provocó que las autoridades de Ersep recibieran al día siguiente a las tres mujeres en el edificio central del ente provincial.
   "Estábamos esperando el colectivo de las 19:20 en la parada del cementerio de Valle Hermoso. Era una tarde fría y lloviznaba, habíamos pasado el día en la casa de una amiga y regresábamos a Córdoba. Cuando llega el colectivo una de las mamás sube y paga el boleto porque el carnet de su hijo no está habilitado para un acompañante, pero cuando el hijo le muestra el carnet al chofer este le dice que no puede subir porque ya tenía dos pases por discapacidad en ese viaje y el cupo estaba cubierto", relató Ferreyra a La Estafeta Online sobre lo sucedido ese día.
   Y continuó: "En el colectivo había lugar de sobra. Le manifestamos que no nos íbamos a bajar porque no existían cupos por viaje en la ley y nos respondió que si no bajábamos nos llevaba a la comisaría. Arrancó el colectivo y tomó su celular. Con una mano manejaba y con la otra hablaba, aparentemente con la empresa comunicándole que había personas que no se querían bajar. Cuando llegamos a la comisaría de Casa Grande estaciona y vuelve con dos policías que nos invitan a bajar porque estábamos incumpliendo con la ley. Nos volvimos a negar. A los pocos minutos aparece una sumariante de civil que nos manifiesta lo mismo. Le dijimos que no existía esa ley de cupos y nos respondió: ´Si se bajan les muestro la ley...’”
   En medio de la discusión, una de las madres se paró y consultó en voz alta a los pasajeros si había personas con discapacidad: nadie contestó. El chofer manifestó que las dos personas iban a subir en Cosquín. A los pocos minutos llega al lugar otro colectivo de la empresa y la sumariante de nombre "Cintia" -no presentó identificación a las pasajeras- les ofrece cambiarse de unidad, a lo que Patricia Ferreyra y Melisa Fernández acceden ante la situación de sus hijos que comenzaron a sufrir una crisis nerviosa.
   Por su parte, Alejandra Ponza continuó el viaje y pudo advertir que en Cosquín finalmente no subió ninguna persona con discapacidad. Además, en la unidad en que viajaban Patricia y Melisa se repitió la situación en la terminal de esa localidad, cuando a una señora mayor acompañada por su hijo con discapacidad el chofer le manifestó: "Si quiere viajar tiene que pagar los boletos porque el cupo está cubierto".
   "Estamos conformes a medias con la resolución. La multa es lo mínimo. Cuando nos recibieron las autoridades del Ersep les manifestamos que queríamos una sanción ejemplificadora, porque hay muchísimos casos de gente que ha quedado en la ruta con la misma excusa. Es necesario que se capacite a los choferes no sólo en materia de leyes, sino también a manejarse con educación para no vulnerar los derechos de la gente. La ley es clara y los empresarios lo saben", señaló Ferreyra a este medio.
   Las mujeres también hicieron la denuncia en el INADI de Córdoba contra la empresa, la Policía y el chofer: “Podemos entender que él tenga una bajada de línea, pero la forma en que nos trató, diciendo que queríamos ir gratis en diferencial, fue muy mala".
   Además, la empresa también recibió una multa de 10.438 pesos por la "utilización de aparatos electrónicos portátiles por parte del conductor".

Que dice el artículo 2 de la Ley 9442

   "Las empresas de transporte automotor de pasajeros sometidas al contralor de la autoridad provincial, deberán transportar gratuitamente a las personas con discapacidad y a un acompañante – dentro de los recorridos habituales de cada empresa-, hacia cualquier destino al que deban concurrir por razones familiares, asistenciales, educacionales,laborales, recreativas o de cualquier otra índole, que tiendan a favorecer su plena integración social, garantizando a las personas con discapacidad el transporte gratuito de manera amplia y generosa, -sin restricciones- ya que no se establece límite alguno al número de pasajeros con pase de discapacidad".

Leer resolución completa del ERSeP AQUI