La Falda Rock: "Que siga siendo un festival de paz y amor para siempre"

La Falda Rock: "Que siga siendo un festival de paz y amor para siempre"

   "Que siga siendo un festival de paz y amor para siempre", fue el deseo de Luis Alberto Spinetta en la que sería su última presentación en la provincia de Córdoba, en la décima edición de "La Falda Rock" de 2002. Además, es la frase que este domingo quedó grabada en una placa conmemorativa que fue ubicada en el ingreso principal del Anfiteatro Municipal Carlos Gardel, con motivo de cumplirse el aniversario número 40 del primer festival argentino de música contemporánea.
   Ante la presencia de músicos locales, integrantes del gabinete municipal e invitados especiales que formaron parte de las primeras ediciones del festival, el intendente Javier Dieminger, acompañado por Mario Luna -primer productor de La Falda Rock- dieron inicio a un emotivo acto con el descubrimiento de una placa recordatoria que por primera vez homenajeó a un festival que no sólo marcó a la ciudad, sino que también se transformó en un hito en la historia de lo que hoy conocemos como Rock Nacional.
   "Un día como hoy, hace 40 años nacía un festival que fue un hito para la ciudad. Eran años difíciles y creo que eso merece el doble de reconocimiento y agradecimiento a nuestro querido Mario Luna, que se animó a realizarlo en La Falda. Era un momento donde no había redes sociales asi que para ver un recital la gente tenía que venir a nuestra ciudad desde muchas partes de Argentina y eso es lo que nosotros rescatamos", señaló Dieminger, quien ante los presentes se comprometió a reflotar ese festival que "motivaba a los artistas" a venir a tocar a La Falda.


   Luego llegó el tiempo de los recuerdos con un "livign", ubicado en el hall de entrada al anfiteatro, integrado por Mario Luna, "Tito" Acevedo, coordinador de la artística local del festival en sus comienzos; Martín Carrizo, uno de los realizadores del documental "La Falda, el festival que hizo historia en la música argentina"; Horacio Sosa, ex integrante de la banda cordobesa Posdata y el periodista local especializado en rock y autor del libro "La Falda en tiempos de rock", Néstor Pousa.
  "Quiero agradecer esta iniciativa a las autoridades. Estoy en un estado de ebullición espiritual por estar en un lugar donde aprendí a amar la vida, y también a sufrir el tema de la lluvia", indicó Luna entre risas y advirtió: "Menos mal que hoy está lloviendo porque sino deberíamos haber suspendido el acto. El festival sin la lluvia, no era festival".
   Sobre el porqué de realizar un festival de Rock en La Falda, Luna contó que fueron varios contratiempos sufridos en la ciudad de Cosquín en el año 1976, cuando montó el festival en la vecina localidad del valle, los que lo llevaron a mudar el evento: "Esto empezó en 1976, a casi un mes del comienzo de la dictadura militar. Ese festival provocó un sismo ya que el pensamiento en ese momento era que cómo alguien se atrevía a mancillar el sagrado templo del folclore y que provocó la renuncia de todos los integrantes de la comisión de folclore en repudio a su realización", señaló Luna.
   Y agregó: "Una vez el jefe de Policía local quiso cortar la presentación de León Gieco y yo le dije que suba al escenario y se lo dijera él mismo a toda la gente... obviamente no lo hizo. Todas esas cosas me llevaron a decidir no hacerlo más y me enteré de que en La Falda había un anfiteatro: vinimos, me gustó y comenzamos a organizarlo", cerró.


   Por su parte, Sosa resaltó la importancia que tuvo el festival para su banda y todos los grupos del interior, ya que la oportunidad que les brindaban sus organizadores era "la única forma de aparecer y asomar la cabeza en la prensa de Buenos Aires".
   "Para nosotros marcó un antes y un después, era una vidriera nacional. Me acuerdo llevávamos los recortes de la prensa escrita de Buenos Aires para mostrárselos a los sellos discográficos para que vieran que a la gente les gustaban nuestros temas. También para nosotros, estar acá era la posibilidad de espiarlo al Flaco, a Charly o a Litto Nebbia y convivir en el cartel con todos esos referentes", completó.


   El acto finalizó con la presentación de Mauricio Martinez y Lissette, integrantes de la agrupación tanguera local Contramano Trío, quienes interpretaron temas Vox Dei, León Gieco y Charly García, artistas que estuvieron presentes en la primera edición de La Falda Rock.