La Falda: reducen el salario de la planta política y habrá más recortes

La Falda: reducen el salario de la planta política y habrá más recortes

VER NOTA ACTUALIZADA: CLICK AQUÍ

   Luego de que en marzo pasado el intendente Javier Dieminger decidiera suspender los salarios de la planta política en La Falda para priorizar el envío de recursos a las áreas de salud y de desarrollo social ante la cuarentena por el coronavirus, finalmente se retomará en los próximos días el pago de los sueldos adeudados a los funcionarios, aunque a partir de mayo comenzará a aplicarse una reducción en sus haberes, en el marco de un plan de recortes en el municipio que alcanzará a otras áreas con el objetivo de achicar el déficit en las cuentas públicas.
   El proyecto de ordenanza será elevado este miércoles y, si bien por estas horas aún resta definir el porcentaje del descuento -que se calcula entre un 20 y un 30 por ciento-, la medida sería aprobada con el acuerdo de ambos bloques en una sesión virtual extraordinaria, por lo que comenzaría a ser aplicado en el salario de mayo, a cobrar en junio. Abarcará al intendente y su vice; Secretarías y Direcciones municipales; concejales, integrantes del Tribunal de Cuentas, la Secretaría Legislativa, secretarios de bloques y del Juzgado de Faltas.
   La reducción no será retroactiva a los haberes de marzo y abril que, si bien fueron liquidados para cumplir con las obligaciones previsionales, nunca se depositaron. En este sentido, fuentes oficiales confirmaron a La Estafeta Online que estos sueldos comenzarán a abonarse en forma completa en los próximos días, aunque en cuotas que "no superen el 70 por ciento" del monto adeudado. Actualmente, la masa salarial de la planta política de La Falda supera los 1.7 millones de pesos, por lo que el ahorro a partir de junio -según el porcentaje que se aplique- rondaría los 400.000 pesos. 
   Este ajuste será el primero de una lista de reducciones que planea el Poder Ejecutivo para las próximas semanas. Según pudo saber este medio, se está elaborando un Decreto de Necesidad y Urgencia para achicar los costos de las contrataciones de servicios, que incluye la cancelación de la tercerización de prestaciones o la reducción de los montos de los contratos. 
   En cuanto a la planta de trabajadores municipales -incluidos los contratados y becados- las mismas fuentes aseguraron que por el momento no habrá modificaciones en el cobro de los salarios, aunque confirmaron que se analizan varias alternativas para garantizar los pagos, entre ellas las que adoptaron otros municipios. Mientras tanto, las conversaciones con los representantes sindicales son permanentes, ya que cualquier modificación deberá ser homologada por el Ministerio de Trabajo de la Provincia.