La Falda: autos particulares podrán sumarse a la segunda desinfección de taxis y remises

La Falda: autos particulares podrán sumarse a la segunda desinfección de taxis y remises

   La Unión de Taxis y Remises de La Falda (UTyR) llevará a cabo este jueves una nueva "desinfección masiva" de la flota operativa en la ciudad por el coronavirus. Además, en esta oportunidad también se podrán sumar todas aquellas personas que deseen desinfectar sus vehículos particulares a un costo de 110 pesos
   La jornada comenzará a las 10:30 en el playón municipal, estará coordinada por el área de inspección local y se realizará veinte días despues de la primera desinfección, ya que los reiterados viajes a Córdoba y la circulación interna obligó a los choferes a "reforzar las medidas de precaución".
   "Si bien todos estamos pendientes de mantener la higiene interna de los vehículos, entre los movimientos de los autos que realizan un viaje a Córdoba y los que se mueven entre las distintas localidades de la zona nos obligan a repetir una desinfección para mayor tranquilidad de los choferes y los usuarios", contó a La Estafeta Online el presidente de la UTyR, Christian Fernández, quién agregó además que se está comenzando a implementar un vinílico transparente que divide el interior de los auto en dos espacios. 
   En cuanto la posibilidad de que los particulares también accedan a la desinfección, agregó: "Todo aquel que quiera desinfectar su vehículo, sin la necesidad de ser su titular, se puede acercar al playón el jueves. La empresa le entregará un certificado y el costo es de 110 pesos". 
   Los vehículos serán sometidos a una desinfección líquida y por humo con Amonio Cuaternario, el mismo producto que días atrás fue utilizado por la Municipalidad de La Falda en la limpieza de los cajeros automáticos.  
   Con respecto a la situación laboral de los choferes, Fernandez señaló que los trabajadores sostienen esta situación "como pueden" ya que la solicitud de viajes sufrió una merma de entre el 60 y el 70 por ciento desde el comienzo del aislamiento social, preventivo y obligatorio. 
   "El trabajo cayó entre un 60 y un 70 por ciento porque las personas se mueven lo mínimo y necesario. Cuando la gente cobra alguna plata la demanda de coches sube a un 50 por ciento  pero después volvemos a caer. Sinceramente, la estamos llevando como podemos", completó Fernández.