Cuatro cuadras de fila por un trabajo en Valle Hermoso

Cuatro cuadras de fila por un trabajo en Valle Hermoso

   Más de cuatrocientas personas de distintas localidades se presentaron este jueves en un reconocido supermercado de Punilla, en busca de un empleo. La fila de postulantes, que comenzó en la puerta de ingreso del hipermercado, bordeó el estacionamiento y finalizó sobre la calle Las Sierras, extendiéndose a lo largo de 400 metros.
   El agravamiento de la crisis económica y la falta de fuentes de empleo en la zona fueron el denominador común en los testimonios de los postulantes que comenzaron a llegar a las 5 de la mañana cuando el arranque de las entrevistas estaba pautada para las 10.


   "Vengo de Villa Bustos, llegué a las 5 de la mañana. Hace dos años que estoy buscando un trabajo fijo y mientras tanto hago changas. Honestamente da mucha lástima ver tanta gente sin trabajo, sin las mismas oportunidades y con ganas de trabajar", manifestó a La Estafeta Online Facundo Paredes, la primera persona en llegar al lugar.
   La convocatoria, que se extendió en el valle a través de las redes sociales y cadenas de Whatapp, estaba destinada a jóvenes de sexo masculino de 18 a 30 años. Una rápida mirada sobre la hilera serpenteante de postulantes con currículums alcanzaba para comprobar que varios superaban ese límite etario. Los cargos a cubrir eran de repositor y cajero: las entrevistas no se extendían por más de 30 segundos por persona, aunque -aún así- la tarea se extendió hasta bien entrada la tarde.
   "Hace un año y medio que estoy tirando curriculums por todos lados, casi 200 te diría... También busqué en Córdoba durante tres meses y nada... Está muy complicado hasta en las ciudades grandes, tanto para la gente que tiene recursos como para los que no", agregó Mariano Miori de La Falda.
   Lucas Gutierrez, de Cosquín, que busca trabajo hace seis meses, contó que la crisis laboral que vive la Argentina, también se extiende por "todo el corredor de Punilla".
   "La verdad que hace un par de años la cosa se puso peor. En Cosquín no hay nada, está el Festival y nada más. Y lo mismo pasa en todo el corredor de Punilla: mi último empleo fue en una obra en Carlos Paz y había chicos que venían a trabajar desde Cruz del Eje todos los días", agregó.


   Con respecto al alcance de la situación, todos coincidieron en que, entre sus familiares y amigos, la mayoría se encuentra buscando un trabajo.
   "En este momento estoy trabajando, pero la empresa está por cerrar por la situación económica que vive el país. Así que tengo que salir a buscar urgente al igual que mis compañeros y algunos amigos", se lamentó Agustín Aimetta de La Falda
   Por su parte, Maximiliano Duré, de Villa Giardino, contó que la mayoría de sus conocidos se encuentra "en la misma".
"Hace un año que estoy buscando trabajo afrontando la situación con algunas changas. Mis amigos y conocidos están todos en la misma por la crisis que hay. No me sorprende para nada la cantidad de gente que vino, es más, por la falta de trabajo que hay pensé que iba haber mucha más", cerró.