Comercios cerrados en La Falda reciben altísimas facturas de luz

Comercios cerrados en La Falda reciben altísimas facturas de luz

  A pesar de haber cerrado sus puertas durante la primera etapa de la cuarentena por el coronavirus, comerciantes de la ciudad de La Falda comenzaron a recibir facturas de luz con montos altísimos por el periodo marzo/abril y se organizan ahora para llevar el reclamo contra EPEC a la Defensoría del Pueblo de Córdoba.
   El problema en la facturación ocurre tanto con pymes de comercio o usuarios residenciales aunque, en tiempos de aislamiento en los hogares, el desajuste quedó especialmente expuesto en los locales que debieron bajar las persianas a mediados de marzo. Aún sin luces prendidas y con las heladeras desenchufadas recibieron facturas con cifras a pagar que superan, incluso, las de los meses de verano, de pleno funcionamiento.
   En el local de pastelería “Petite Patisserie”, ubicado sobre Avenida Argentina a metros de la Avenida Edén, llegó una boleta de luz 4.516 pesos por el periodo que va del 20 de marzo al 20 de abril, cuando el local estuvo totalmente cerrado. Su creadora, Micaela Montedoro, publicó la boleta en redes sociales y recibió decenas de mensajes de vecinos y comerciantes en la misma situación, por lo que se organizan ahora para elevar un reclamo a la Defensoría del Pueblo de Córdoba.
   Este conflicto por la facturación en las boletas de luz en cuarentena ya tuvo otros capítulos en varias provincias: el motivo es que las empresas están autorizadas a estimar los niveles de consumo en lugar de realizar la lectura habitual de los medidores mientras dure el aislamiento, aunque este mecanismo puede dar lugar a arbitrariedades. En el caso de EPEC, las lecturas se realizaron normalmente, a excepción en algunas galerías o edificios cuyos accesos fueron cerrados por la cuarentena, explicaron voceros de la empresa a La Estafeta Online.
   “En enero/febrero nos llegó una boleta de 4.500 pesos y ahora veo que del 20 de marzo al 20 de abril es la misma facturación teniendo el local cerrado. Nosotros no abrimos para nada, nunca prendimos las luces y desenchufamos las heladeras… de hecho todavía están desenchufadas. Es una factura melliza con 15 pesos de diferencia”, señaló a La Estafeta Online Micaela Montedoro.
   Y agregó: “Nos comunicamos con un montón de vecinos y nos estamos juntando para dirigirnos a Córdoba, a la Defensoría del Pueblo. Siento mucha bronca porque estudié y trabajé mucho para tener mi negocio, que es el sustento de nuestra familia, y no se puede bancar una boleta de luz de 4.500 pesos sin haber trabajado”.

   ¿Qué dice EPEC?

    Consultados por La Estafeta Online, voceros de EPEC señalaron que la empresa realiza lecturas “cada 60 días” a pesar de que la facturación es mensual. Esa cifra de consumo es, entonces, dividida por 60 para obtener un promedio diario (medido en kWh) y luego multiplicado por 30 para establecer la facturación mensual. Es decir que, a pesar del periodo contemplado en la boleta, puede estar facturándose el consumo del mes anterior, cuando los locales sí estuvieron abiertos. Por eso también aparecen “facturas mellizas” durante dos meses consecutivos. En todos los casos, la reducción en el consumo debería notarse en las próximas boletas.
   De todos modos, la empresa señaló que, en caso de identificar irregularidades, los usuarios pueden iniciar el reclamo correspondiente a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y que “se revisará caso por caso”. Los voceros señalaron además que a través del sitio web es posible adherirse a un “plan de financiación” en cuotas de hasta tres facturas con fecha de vencimiento entre febrero y septiembre de este año. Hasta tres facturas impagas no hay corte de servicio.