Charla sobre la niñez con discapacidad: deudas y desafíos en Punilla

Charla sobre la niñez con discapacidad: deudas y desafíos en Punilla

   En la que será la primera de una serie de charlas en el mes aniversario por los 30 años de la promulgación de la Convención Internacional sobre los Derechos de los Niños y Niñas, se llevó a cabo este jueves en el Instituto Especial Madre Argentina de la ciudad de La Falda un encuentro informativo sobre los derechos de la niñez con discapacidad organizado por la fundación Centro de Protección Familiar (CeProFa). 
   La disertación estuvo a cargo de Lucrecia Rossi, vicepresidenta de la Asociación Mujeres construyendo Punilla, quién remarcó que si bien en los últimos años se han logrado avances en materia de derechos para las personas con discapacidad, su inclusión es un trabajo que debe ser compartido por "el Estado y la sociedad": desde el acceso al sistema educativo y de salud, hasta en las cuestiones más cotidianas como "no estacionar en frente a una rampa".
   Con respecto a la situación en el Valle de Punilla, Rossi señaló: "La región no escapa a la general del país, en materia de educación hay chicos que están perfectamente aptos para ir a una escuela común pero no lo pueden hacer por la falta de docentes integradores".
   Y agregó: "En la salud ocurre lo mismo: en La Falda, por ejemplo, hay dos jóvenes con distrofia muscular de Duchenne y los médicos no están especializados en la enfermedad y tampoco cuentan con los insumos especiales para atenderlos. Incluso el acceso a una silla de ruedas sigue siendo muy difícil".


   Por su parte, la presidenta del CeProFa, Karina Lucero, advirtió que las personas con discapacidad en el Valle de Punilla no cuentan con "espacios públicos de contención", lo que dificulta aún más su integración y vulnera sus derechos con mayor impacto.
   "En Punilla a la gente le cuesta mucho más, sólo para sacar un certificado por discapacidad te tenés que ir a Villa Caeiro, en Santa María. Debería ser un poco más flexible sobre todo teniendo en cuenta que la Argentina es el único país que exige un certificado de estas características. Además, hay tratamientos que llegan a costar 30 mil pesos y se hace imposible para muchas familias acceder a ellos".
   Además Lucero volvió a hacer hincapié en una denuncia realizada hace varios meses ante el Inadi en la que advirtieron sobre las dificultades en los accesos a los Concejos Deliberantes de La Falda, Capilla del Monte y Carlos Paz: allí, las escalera que conducen al recinto son de imposible acceso parea una persona con problemas motrices.
   "Pocas veces se tiene en cuenta a la niñez discapacitada y la idea de esta charla es que también los padres sepan que hay leyes que le permiten hacer los reclamos cuando se esta vulnerando un derecho y así, entre todos, podamos lograr avances", cerró.