Bomberos de La Falda despidieron a “Doña Rosa” con un toque de sirena

Bomberos de La Falda despidieron a “Doña Rosa” con un toque de sirena

   En un emotivo acto realizado este miércoles en la puerta del cuartel de bomberos de La Falda, familiares, amigos, exintegrantes del cuerpo activo y bomberos voluntarios despidieron los restos de la histórica cuartelera “Doña Rosa” Mendez de Farías, quien esta semana falleció a los 84 años.

   Además de prestar servicio entre 1980 y 2005 en el cuartel local, “Doña Rosa” fue la primera mujer en jubilarse como bombera voluntaria en la provincia de Córdoba. Este mediodía fue recordada como la “segunda madre” de los bomberos de la ciudad, en un homenaje que finalizó con aplausos y el sonido de la sirena.

   “Yo tenía tres meses cuando mi mamá me trajo a vivir acá. Como hija me pesaba el título de Doña Rosa porque cuando quería estar con ella seguro estaba en algún pasillo preparando todo para cuando regresaran del incendio los bomberos, ya sea alimentando la caldera para que tengan agua o preparándoles mate cocido. Aprendí a crecer con eso y hoy me siento muy orgullosa de esa historia que nos dejó a nosotros y a la comunidad”, contó a La Estafeta Online su hija Silvana Farías.

   Por su parte, el segundo jefe del cuartel de bomberos, comisario mayor Gustavo Cravero, la recordó en su rol activo dentro del cuerpo y destacó que Doña Rosa se convirtió en una “madre adicional” para quienes prestaron servicio en el cuartel.

   “Si bien no salía a los incendios, ella recibía las llamadas, corría al frente, tocaba la sirena y abría los portones. Incluso mientras trabajábamos en el incendio seguía atenta por la radio preguntando si estábamos bien. Era la madre adicional de todos”, cerró Cravero.