A pesar de la escasez de lluvias, aseguran que está garantizado el servicio de agua en La Falda

A pesar de la escasez de lluvias, aseguran que está garantizado el servicio de agua en La Falda

   A pesar de la escasez de  lluvias, autoridades de la Cooperativa de Agua Potable de La Falda aseguraron que "hasta el momento" el servicio está garantizado en la ciudad, aunque se iniciará una campaña de concientización en conjunto con la Municipalidad para el cuidado del agua a fin de “mantener estable el consumo” con la llegada de las altas temperaturas.

   “En La Falda tenemos la suerte de contar con el dique del cual hoy estamos tomando menos agua de la que ingresa, contando a la mitad de Valle Hermoso que también se abastece desde allí. El tema es que tenemos que cuidar el agua para que cuando empiece la etapa de calor podamos mantener el desborde del dique”, advirtió el presidente de la cooperativa, Edgar Madrid.

   Y agregó: “Las últimas lluvias permitieron que las napas no disminuyan y evitaron que el consumo crezca. De todas maneras, vamos a iniciar una campaña en conjunto con la Municipalidad para cuidar y mantener estable el consumo”.

   En cuanto a la temporada que se aproxima y el consecuente aumento en la demanda de agua, Madrid señaló que todos los pasos a seguir están planteados en la ordenanza de Emergencia Hídrica, aunque por el momento la ciudad se encuentra en alerta amarilla, la más baja en la escala local.  

   “Todas las posibles restricciones de la alerta naranja y roja están previstas en la ordenanza de Emergencia Hídrica y, llegado el caso de que el dique no desborde, tenemos a disposición la obra del Pozo de Palos. Pero esperemos no tener que llegar a esa instancia”, apuntó.

   Por otra parte, la Cooperativa inicio este viernes obras de mejora en el abastecimiento del sector noreste del barrio Villa Ramón Soria. Puntualmente, en horas de la mañana, trabajadores de la cooperativa comenzaron con el recambio de 150 metros de un caño distribuidor sobre Roque de Ceballos, que evitará problemas de presión en esa zona alta de la ciudad, se informó.

   “Estamos cambiando el sentido y el diámetro de la provisión. Antes el agua venía del norte y ahora lo vamos bajar desde el tanque del Retiro Betania por un caño que antes era de una pulgada y ahora va a ser de 63 mm. Es un sector que en épocas de alto consumo tenía poca presión porque el barrio ha crecido mucho en los últimos años y lo va a seguir haciendo. Con esta obra nos aseguramos que los vecinos no tengan problemas en ese sentido”, especificó Madrid.