La Falda, Valle Hermoso y Huerta Grande, dibujadas por Norah Borges

La Falda, Valle Hermoso y Huerta Grande, dibujadas por Norah Borges

   La artista plástica Norah Borges, hermana del célebre escritor Jorge Luis Borges, vivió la mayor parte de su juventud en Europa, aunque el destino elegido en 1928 para su luna de miel con el poeta español Guillermo de Torre fue la ciudad de La Falda.
   Fruto de aquel viaje, del que hasta ahora poco se sabe, un pequeño mapa de la región fue confeccionado a puño y letra por la artista, y se expone ahora en uno de los sectores principales del Museo Nacional de Bellas Artes, en el marco de la muestra “Norah Borges. Una mujer en la vanguardia”.


   En la imagen se puede observar el dibujo de algunos de los puntos principales de la época en la ciudad de La Falda y en sus vecinas Huerta Grande y Valle Hermoso: las curvas del viejo Camino del Cuadrado desembocando en el Hotel Edén, en un mismo trazo que continúa por la actual avenida homónima y finaliza en un trayecto que une las tres localidades de Punilla Centro; el Hotel Prado, la estación de tren, las vías del antiguo ramal y el Río Grande de Punilla. En el sector de Valle Hermoso resalta la actual Reserva Natural Vaquerías, el Hotel Valle -donde se presume hace referencia al antiguo hotel "El Valle"- y en la zona de Huerta Grande la Estancia Altos de San Pedro.
   "Norah, en todos nuestros juegos, era siempre el caudillo; yo, el rezagado, el tímido y el sumiso. Ella subía a la azotea, trepaba a los árboles y a los cerros; yo la seguía con menos entusiasmo que miedo", escribió Jorge Luis Borges en 1977 sobre los recuerdos de infancia compartidos con su hermana Norah en Buenos Aires.

Norah Borges y Guillermo de Torre (foto de 1928 - se desconoce el lugar)

   La Estafeta Online consultó a historiadores de la región aunque hasta el momento no se hallaron registros de la estadía de la pareja durante su visita al Valle de Punilla. Es en el ensayo “Geografías Imaginarias” de Marta J. Sierra donde se hace referencia al viaje a La Falda como parte de la luna de miel. La autora señala, incluso, que este tipo de mapas “personalizados” que confeccionaba Norah -su nombre real era Leonor Fanny Borges- constituían una especie de “cuadernos de viaje”, realizados a partir de sus impresiones particulares.
   Y agrega: “Como cualquier mujer de su clase que se aventurara fuera de los límites de la casa, Norah Borges explora el formato del diario de viaje, que fue vital en ayudar a la mujer a desafiar los roles sociales. Fue un género que les permitió la posibilidad de aventurarse más allá de lo que era aceptable de su rol de buenas mujeres, buenas madres y buenas maestras”.
   La exposición en el Bellas Artes, curada por el especialista Sergio Alberto Baur, reúne más de 200 pinturas, dibujos, grabados y objetos –entre documentos, manuscritos, impresos y fotografías– de la artista plástica argentina, que falleció a los 97 años en 1998. La muestra, que analiza toda su vida artística a través de obras de distintas épocas, provenientes de 28 colecciones públicas y privadas, se propone enlazar los mundos que vivió Borges desde su período de formación, y su destacado trabajo como ilustradora de la vanguardia española y argentina.