La Falda Rock: a 40 años del "pequeño Woodstock" de las sierras

La Falda Rock: a 40 años del "pequeño Woodstock" de las sierras

   A poco de cumplirse cuarenta años de la primera edición de La Falda Rock, este jueves se proyectó en el escenario del centro de la ciudad el documental "La Falda, el festival que hizo historia en la música argentina", una realización independiente de los periodistas cordobeses Martín Carrizo y Diego Quiroga que demandó casi siete años de trabajo y se estrenó en 2017. El documental cuenta la historia de uno de los festivales más importantes del rock nacional, al que artistas como León Gieco recuerdan como "el pequeño Woodstock" de la Argentina.
   Apenas fue la cuarta proyección desde su estreno, realizado hace tres años en la Biblioteca Popular Sarmiento. Hasta esta fecha se habían realizado dos proyecciones en la Ciudad de Córdoba y, según señalaron sus realizadores, la de este jueves fue "una especie de cierre", ya que a partir de ahora la idea será compartirlo en redes sociales para que "todos puedan verlo".
   "Hicimos mucho trabajo de archivo, que lamentablemente no queda mucho, rescatando filmaciones, audios y fotos inéditas de Lucía Seguí. En base a eso se armó un guión con casi 50 testimonios que incluyen a su organizador Mario Luna, músicos nacionales como León Gieco, Litto Nebbia, Pedro Aznar y otros locales como Daniel Giraudo, que es una de las perlas del documental", contó Quiroga a La Estafeta Online.
   Y agregó: "Fue un festival que arrancó en plena dictadura y la gente se sentía libre: podía escuchar la música que en otros lados no podía, por eso ha quedado tan anclado en la gente joven de ese momento. Además fue una referencia en la historia del rock argentino y una escuela para muchos músicos, productores y periodistas que fueron aprendiendo cómo se hacía esto".

Diego Quiroga y Martín Carrizo

   Por su parte, Carrizo señaló que el objetivo del documental fue hacer un homenaje a las personas que fomentaron la organización de un festival "adelantado para la época y clave en el nacimiento del género rock nacional", y además un reconocimiento a la gente de La Falda que, "siendo de una zona tranquila, se bancó ver de repente a gente durmiendo en las calles, roqueros melenudos... soportándolos varios veranos".
   "Es muy lindo hacer esta proyección. El festival de La Falda descubrió y mostró a muchas bandas del interior: la trova rosarina, Baglietto, los Enanitos Verdes, Tamboor, entre otros, que eran músicos que por ser del interior los sellos discográficos no les prestaban atención y que cuando vieron que el publico en La Falda respondía ante sus canciones los editaron", indicó Carrizo a este medio.
   Entre quienes se acercaron a la esquina de Avenida Edén y San Martín para ver el documental -en su mayoría vecinos nacidos en la ciudad- brotaron los recuerdos de aquellos años, en los que siendo pequeños se chocaron de manera inesperada con la posibilidad de ver bandas y músicos en vivo que se convertirían luego en íconos del rock nacional.
   "Éramos chicos, año 84... recorríamos los campamentos de los hippies que venían al festival y veíamos las artesanías que hacían. Me acuerdo patente que un día uno me dijo: ´Escuchá nene: hoy tocan los Abuelos de la Nada´... Y yo pensé: ¿Quiénes serán estos viejitos? No entendíamos nada. No teníamos consciencia de los músicos que venían. Y siempre se armaba algún quilombo: tiraban un alambrado del anfiteatro y nosotros aprovechábamos para entrar... Son muy lindos recuerdos", señaló entre risas Leandro Paczkowski, quién se acercó a ver la proyección junto a su amigo Alejandro Loyola, uno de sus compañero de aventuras en esos años.


   Con respecto a la posibilidad de la vuelta del festival a la ciudad, que en 40 años tuvo sólo 12 ediciones comenzando con una convocatoria de 3000 personas y un pico de 12.000 en 1986, los periodistas Carrizo y Quiroga coincidieron en que "el espíritu del rock sigue dando vueltas por La Falda", aunque en la actualidad sería difícil congregar la  misma cantidad y el nivel de artistas que se presentaban en esa época.
   "Sería bueno hacer algo que compense entre lo nuevo y lo nostálgico para que se puedan juntar varias generaciones. ¡La mística está! Por ejemplo: cada vez que Andrés Calamaro viene a Córdoba se acuerda de La Falda... lo tiene marcado", cerró Carrizo.
   La iniciativa, que también contó con los títeres “Banda Espuma” personificando a grandes artistas del rock nacional, surgió de la propuesta del periodista local especializado en música Nestor Pousa, quien junto a la Secretaría de Turismo local organizó una serie de actividades por el aniversario número 40 de la primera edición de "La Falda Rock", que culminará con el descubrimiento de una placa recordatoria el próximo 9 de febrero en el Anfiteatro Municipal.

Fotos en blanco y negro: Lucía Seguí.