Caravana en La Falda por los 75 años de la Escuela Normal Superior “Arturo Capdevila”

Caravana en La Falda por los 75 años de la Escuela Normal Superior “Arturo Capdevila”

   Integrantes de la comunidad educativa de la Escuela Normal Superior “Arturo Capdevila” de La Falda recorrieron este sábado en caravana la ciudad, como cierre de los festejos por los 75 años de la institución. Minutos después de las 10:00, unos 40 vehículos adornados con globos y carteles de las promociones de ex alumnos partieron desde Río Negro 401, lugar en el que el  15 de marzo de 1946 el bioquímico y farmacéutico Argentino Vivas dictó la primera hora de clases y donde hoy, en su frente, sólo queda en pie la arboleda de plátanos.       

   Desde allí, la fila encabezada por la camioneta de Jorge “Bebe” Slek –egresado de la promoción 55 que posteriormente fue profesor de educación física- se trasladó a la actual sede de la institución en el barrio Alto del Gigante, que cumplió 32 años en septiembre pasado. Luego la caravana subió por Avenida Edén a pura bocina; pasó frente a la residencia de la primera directora de la actual sede, María Elena Flores; visitó la vivienda de una de sus socias fundadoras y pionera del Cooperativismo Escolar nacional, Argentina Gómez Uría, y finalizó en la Plaza San Martín, donde semanas atrás el municipio colocó un Tótem.

   “Estoy muy emocionada y me cuesta bastante hablar. Cuando lo fundamos fue una comisión directiva que se unió con el objetivo de tener un colegio para que los hijos no tengan que viajar tanto para acceder a los estudios secundarios. Hoy que la escuela cumpla 75 años dejó de ser para mí una utopía y se transformó en una realidad”, señaló a La Estafeta Online Uría, quien a sus 98 años saludó desde la puerta de su casa a muchos de sus ex alumnos de matemáticas que reconocieron su labor docente en la institución.

   Y agregó: “Estoy contenta de que hayan pasado a saludar, a pesar de que me hicieron levantar temprano, pero con mucho gusto. Quiero felicitarlos por todo lo que han hecho porque seguramente será otro punto de partida”.

   Creado en base a la necesidad de contar con un colegio secundario en la ciudad, el 22 de septiembre de 1945 un grupo de 30 vecinos participó de la primera reunión en el Automóvil Club Argentino para que un mes después, el 28 de octubre, quedara constituida la primera comisión de lo que en su momento se denominó “Liceo de Estudios Secundario La Falda”, con un plantel docente de 18 profesionales que trabajaron Ad Honorem durante los primeros cinco años  y 15 alumnos, en una ciudad donde por aquellos días apenas superaba los 2 mil habitantes.

   En 1959, expidiendo el título de bachiller, su nombre cambió a “Colegio Nacional La Falda”. Luego, con la creación del nivel primario en 1981 se convirtió en la Escuela Nacional Normal Superior “La Falda” incorporando el nombre de Arturo Capdevila al año siguiente y, finalmente, en 1995,  ya transferida a la jurisdicción provincial, adquiere su actual denominación como “Escuela Normal Superior Arturo Capdevila”.

   Hoy con más de 1.100 alumnos, es el único colegio de gestión estatal en la región que cuenta con los cuatro niveles educativos y sus profesorados reciben a estudiantes de todo Punilla y de otros departamentos de la provincia.

   “En lo personal es un homenaje a la institución, a mi padre que fue uno de los fundadores y a mi madre que durante 19 años fue su directora y se ocupó de ampliar la oferta educativa. La importancia del colegio para la zona es increíble, con egresados que llegaron a distinguirse a nivel nacional y mundial”, cerró Ana Lía Vivas, hija de Argentino, exalumna y exdocente.   

Foto en nota: Positiva FM